Incilius coniferus


Autor ficha: Oscar Hernandez, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Sinonímia

Cranopsis conifera Frost, Grant, Faivovich, Bain, Haas, Haddad, de Sá, Channing, Wilkinson, Donnellan, Raxworthy, Campbell, Blotto, Moler, Drewes, Nussbaum, Lynch, Green, and Wheeler. 2006

Ollotis conífera Frost, Grant, and Mendelson. 2006

Taxonomía y Sistemática

Incilius coniferus fue incluido inicialmente en el antiguo grupo Bufo valliceps propuesto por Martin (1972), por lo que inicialmente estuvo bajo el sinónimo de Bufo coniferus, sin embargo, por presentar diferencias morfológicas y ecológicas con este género, fue clasificado bajo otros géneros como Chilophryne (Cope 1862), Ollotis (Frost et al. 2006a) y Cranopsis (Frost et al. 2006b). Posteriormente Mendelson et al. (2011) con evidencia osteológica sugieren que esta especie es miembro del grupo monofilético Incilius coniferus, que incluye otras especies como I. chompipe, I. epioticus, I. fastidiosus, I. guanacastes, I. holdridgei, I. karenlipsae, I. periglenes e I. peripatetes.

Descripción morfológica

Los machos adultos de I. coniferus presentan un LRC entre 53 - 72 mm y las hembras adultas entre 76 - 94 mm. su coloración dorsal puede ser desde amarilla hasta verde oliva, algunas veces gris o marrón, puede ser uniforme o contrastado con manchas claras u oscuras, los juveniles pueden tener algunas partes con tonalidades anaranjadas, el vientre es blanco (Cochran y Goin 1970). Los dedos pediales son largos y escasamente palmeados con unas pequeñas crestas laterales. Dedo II más largo que el I, y el dedo V es más largo que ambos (Cochran y Goin 1970). Presenta una pequeña almohadilla triangular en el pulgar, en la palma presenta grandes callos cuadrados y tubérculos metacarpales bien desarrollados. Los dedos pediales presentan una palmeadura moderada y el dedo III es levemente más largo que el V (Savage 2002). Es un animal de cuerpo robusto, su superficie dorsal está cubierta por tubérculos terminados en punta o espinosos, oscuros y ampliamente distribuidos hasta las partes bajas, con una serie longitudinal de tubérculos espinosos en los flancos. La cabeza es más ancha que larga, subovoide en vista dorsal. El hocico ensanchado en la punta y con una pequeña cresta vertical en vista dorsal. Lateralmente el hocico es casi truncado, la mandíbula superior se extiende más que la inferior. Nostriles dorso-laterales fuertemente proyectados, más cerca a la punta del hocico que a los ojos. La piel de la cabeza se encuentra co-osificada con los huesos superiores del cráneo, además, tiene desarrolladas crestas supraorbitales, postorbitales, parietales, supra y peritimpánicas. Los machos pueden tener una o dos hendiduras vocales y un solo saco subgular interno, también presenta almohadillas nupciales (Savage 2002). Las glándulas parótidas son altamente variables en forma, pueden ser alargadas, ovoides o triangulares y están cubiertas con tubérculos espinosos. Tímpano prominente, con un diámetro que puede llegar a ser hasta la mitad del diámetro del ojo. Las larvas en el estadío 36 (según Gosner 1960) miden entre 19,7 – 21,3 de longitud total, el cuerpo es ovoide, la cola es más larga que el cuerpo con la punta redondeada, hocico redondeado en vista dorsal y los nostriles y ojos están orientados dorsolateralmente, su coloración es negra en el dorso y gris ventralmente (Livezey 1986).

Distribución geográfica

I. coniferus se ha reportado en el Valle del Cauca en varias localidades de la región Pacífica, aunque sus poblaciones no son tan abundantes como las del norte de su distribución mundial. El rango de esta especie va desde la vertiente Caribe en la parte centro-norte de Nicaragua, Costa Rica y Panamá, llegando hasta la región Pacífica colombiana y norte de Ecuador, habitando altitudes desde 0 - 1500 m.s.n.m. Historia natural Habita en bosques húmedos y muy húmedos de baja altitud, aunque también puede habitar en bosques premontanos. Es una especie resistente y puede encontrarse en hábitats intervenidos, principalmente en la vegetación, ya sean árboles o arbustos; tiene la capacidad de escalar varios metros por encima del suelo. Se alimenta principalmente de hormigas y termitas (Toft 1981). Al igual que otros bufónidos, cuenta con glándulas parótidas que sirven de defensa antidepredatoria al excretar alcaloides. Los machos vocalizan con vibraciones que duran entre 18 - 30 segundos, con una frecuencia dominante de 1,0 KHz con 39 - 40 ciclos por segundo (Porter 1966), forman coros de machos cantando al borde de pozos temporales o permanentes, se reproduce de manera oportunista en pozos cercanos a pasturas durante todo el año después de las lluvias.

Amenazas

Las amenazas que enfrenta I. coniferus son la alteración o pérdida de hábitat, relacionado con asentamientos humanos, cultivos ilícitos, minería y agricultura.

Estado de Conservación

I. coniferus se encuentra categorizada como Preocupación Menor (LC) según la IUCN Aunque no se encuentre amenazado, su asociación a cuerpos de agua y sistemas principalmente riparios lo hacen vulnerable a la contaminación del agua, por lo que puede ser más sensible a las alteraciones hidrológicas producidas por la minería en la zona donde habita. No se encuentra en ningún apéndice CITES.

Perspectivas para la investigación y conservación

Hasta el momento se tiene muy poca información para la especie, es importante definir su patrón de distribución a nivel nacional, así como conocer sus dinámicas poblacionales y aspectos ecológicos de la especie.

Literatura Citada

Cochran, D. M. & Goin, C. J.1970. Frogs of Colombia. United States National Museum Bulletin 288. Smithsonian Institution Press, Washington, D.C.

Cope, E. D. 1862. Catalogues of the reptiles obtained during the explorations of the Parana, Paraguay, Vermejo and Uraguay Rivers, by Capt. Thos. J. Page, U.S.N.; and of those procured by Lieut. N. Michler, U.S. Top. Eng., Commander of the expedition conducting the survey of the Atrato River. Proceedings of the Academy of Natural Sciences of Philadelphia 14: 346–359.

Frost, D. R., T. Grant, J. Faivovich, R. H. Bain, A. Haas, C. F. B. Haddad, R. O. de Sá, A. Channing, M. Wilkinson, S. C. Donnellan, C. J. Raxworthy, J. A. Campbell, B. L. Blotto, P. E. 

Frost, D. R., T. Grant, and J. R. Mendelson, III. 2006b. Ollotis Cope, 1875, is the oldest name for the genus current referred to as Cranopsis Cope, 1875. Copeia 2006: 558.

Gosner, K.L. 1960. A Simplified Table for Staging Anuran Embryos and Larvae. Herpetologica, 16: 183-190

Livezey, R.L. 1986. The eggs and tadpoles of Bufo coniferus (Cope) in Costa Rica. Revista de Biologia Tropical, 34(2), 221-224.  

Martin, R. F. 1972. Evidence from osteology.  In: Blair, W. F. (Ed.), Evolution in the Genus Bufo. University of Texas Press, 37-70.

Mendelson, J. R., III, D. G. Mulcahy, T. S. Williams, and J. W. Sites, Jr. 2011. A phylogeny and evolutionary natural history of mesoamerican toads (Anura: Bufonidae: Incilius) based on morphology, life history, and molecular data. Zootaxa 3138: 1-34.

Moler, R. C. Drewes, R. A. Nussbaum, J. D. Lynch, and D. M. Green. 2006a. The amphibian tree of life. Bulletin of the American Museum of Natural History 297: 1–370.

Porter, K.R. 1966. Mating calls of six Mexican and Central American toads (genus Bufo). Herpetologica, 22(1), 60-67.

Savage, J. M. 2002. The Amphibians and Reptiles of Costa Rica. University of Chicago Press, Chicago and London.  

Toft, C. A. 1981. Feeding ecology of Panamanian litter anurans: patterns in diet and foraging mode. Journal of Herpetology, 15, 139-144.

 

 

Mapa

Por Ángela María González Colorado. 

 


Ver Incilius coniferus en un mapa ampliado

 

More in this category: « Rhinella marina
Login to post comments