Introducción del proyecto

Colombia es uno de los países con mayor diversidad de anfibios en el mundo. En la actualidad cuenta con cerca de 740 especies de anfibios aceptadas por las autoridades científicas (Rueda-Almonacid et al. 2004; Castro-Herrera & Bolivar-García 2010). El Valle del Cauca, con una amplia variedad de habitats distribuidos en cuatro áreas naturales

: la región del Pacífico, la cordillera Occidental, la cordillera Central y el Valle interandino, alojan un poco más de 170 especies válidas para la ciencia; representadas así: cinco especies de salamandras (Caudata), 11 cecilias (Gymnophiona) y 159 ranas y sapos. Es decir, que aproximadamente el 25% de la diversidad de especies de anfibios de Colombia está representada en el departamento (Castro-Herrera & Bolívar-García 2010). Casi el 95% de la totalidad de las especies de anfibios del Valle del Cauca se encuentran en la región del Pacífica y la cordillera Occidental, las cuales conforman la mayor área del departamento. 

A pesar de la alta diversidad de anfibios presentes en el Valle del Cauca, este grupo de organismos están siendo afectados por los procesos de alteración y degradación de los hábitats, como consecuencias de muchas de las actividades humanas (agricultura, ganadería, contaminación, especies introducidas, tráfico ilegal y tala de la cobertura natural), lo que consecuente ha ocasionado una gran pérdida de las áreas naturales y estos cambios afectan las poblaciones naturales. Además, los anfibios por sus características biológicas y ecológicas son altamente sensibles a los cambios en las condiciones ambientales de su hábitat natural; donde podemos resaltar la humedad, temperatura y estructura de su entorno natural. 

Se ha generado una gran preocupación por la desaparición de anfibios en sus áreas de distribución natural, inclusive en áreas protegidas. En el Valle del Cauca casi el 40% de las especies de anfibios registradas se encuentran en alguna de las categorías de amenaza de acuerdo con la IUCN, y cerca del 10% de las especies conocidas para el departamento están en la categoría de datos deficientes (DD), pues no existe información que permita hacer una correcta categorización (Stuart et al. 2008). 

Lo anterior nos motiva a generar herramientas de socialización y de participación de la comunidad en general y de la de herpetólogos, con la idea de generar mayor información e incentivar la participación en el conocimiento y la conservación de este grupo de vertebrados. Este esfuerzo ha involucrado a varios investigadores e instituciones regionales y nacionales conocedoras del tema, con el fin de poder presentar este producto a la comunidad vallecauca y colombiana.